Portada » ¿Quién maneja nuestra salud?

¿Quién maneja nuestra salud?

by PBC

“Es más fácil engañar a la gente que convencerlos de que han sido engañadosMark Twain.

Actualmente, crecen los conflictos e intereses de grandes estructuras de poder a nivel mundial, algo que afecta a todos las esferas de la vida, incluida la salud. En este artículo nos vamos a centrar en este último aspecto.

El 27 de mayo de 2020 salió a la luz un estudio científico de diseño transversal en el que se investiga la naturaleza y el alcance de las relaciones financieras entre líderes de asociaciones médicas profesionales en los EEUU y compañías farmaceúticas.

Los resultados nos indican que el 72% de estas asociaciones médicas tenían vínculos  con grandes conglomerados financieros. Este porcentaje aumenta en el ámbito de las terapias “naturales o alternativas” donde la vinculación alcanza el 80%.  Podemos decir que la estrategia de los conglomerados financieros se dirige a tres niveles: por un lado, el pago directo a profesionales con liderazgo en el sector  (en el periodo 2017-19, la cantidad rondó los 130 millones de dólares).  Por otro lado, los pagos de consultoría y dietas alcanzaron los 24.8  millones de dólares. Los pagos dirigidos a investigación ascendieron a 104.6 millones de dólares, que se canalizaron a través de instituciones académicas de referencia y grandes grupos de investigación.

Este gráfico muestra las proporciones de líderes con vínculos financieros por asociación y categoría de pago. El Colegio Americano de Médicos tenía el 66% y la Asociación Americana de Psiquiatría tenía el 38%.

Figura 1

Proporción de líderes de asociaciones médicas profesionales con vínculos financieros con la industria.

IDSA = Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América; OTA = Asociación de traumatología ortopédica; ACC = Colegio Americano de Cardiología; ACR = Colegio Americano de Reumatología; ASCO = Sociedad Americana de Oncología Clínica; NASS = Sociedad de la columna vertebral de América del Norte; ATS = Sociedad Torácica Americana; ES = Sociedad Endocrina; ACP = Colegio Americano de Médicos; APA = Asociación Americana de Psiquiatría.

 

Figura 2

Pagos generales y de investigación a líderes de 10 asociaciones médicas profesionales. Los pagos generales incluyen consultorías, viajes, alimentos y bebidas, y regalías.

IDSA = Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América; OTA = Asociación de traumatología ortopédica; ACC = Colegio Americano de Cardiología; ACR = Colegio Americano de Reumatología; ASCO = Sociedad Americana de Oncología Clínica; NASS = Sociedad de la columna vertebral de América del Norte; ATS = Sociedad Torácica Americana; ES = Sociedad Endocrina; ACP = Colegio Americano de Médicos; APA = Asociación Americana de Psiquiatría.

 

Los autores señalan que este estudio tiene limitaciones importantes, pero basan la eficacia del estudio en que la base de datos de pagos abiertos del gobierno de EEUU (donde se basan sus datos) son la fuente más completa y fiable de pagos financieros.

Finalizan corroborando las relaciones financieras entre los líderes de influyentes asociaciones médicas profesionales de EEUU con la industria.

El panorama mundial actual no acaba aquí. No sólo ocurre esta situación en EEUU, también en España. Solo hay que ver en esta fotografía las empresas adheridas a la financiación del Plan de hábitos de vida saludable del Ministerio de Sanidad.

En las últimas décadas la industria alimentaria ha crecido de la mano de las grandes compañías financieras y, dentro de ella, la alimentación infantil es un sector altamente lucrativo. Las compañías de alimentos infantiles influyen transversalmente en las políticas de salud pública. A través de la Organización Mundial del Comercio, las compañías de alimentos infantiles están aumentando su poder e influencia. Las corporaciones influyen en la selección de delegados para las reuniones internacionales de alimentación infantil, incluidas las patrocinadas por la OMS.

Las grandes marcas de alimentación infantil pagan a médicos, estudiantes de medicina y departamentos de pediatría financiando proyectos de investigación, equipamiento,  obsequios, conferencias, viajes y publicaciones. El objetivo no es otro que obtener su respaldo y conseguir la promoción de sus propios productos frente a otras empresas del sector.

La Asociación Estadounidense de Pediatría recibe más de 8 millones de dólares de estas corporaciones financieras.

La Convención de Protección de la Maternidad, adoptada por la Organización Internacional del Trabajo en 1952, exige 12 semanas de permiso por maternidad. En una reunión de la Organización Internacional del Trabajo de 1999 en Ginebra, las poderosas corporaciones transnacionales presionaron para que se eliminara esta cláusula que facilitaba la lactancia materna. Nueva Zelanda, Australia, Reino Unido, EE. UU., Canadá y otros países europeos apoyaron a las compañías de nutrición infantil , pero Italia, Grecia, Austria, Croacia, Países Bajos, Filipinas, Emiratos Árabes Unidos y toda América Latina y África, así como otros países -organizaciones gubernamentales, incluida la Confederación Internacional de Enfermeras, se opusieron al cambio recomendado. Aunque la votación fue cerrada, se mantuvieron los descansos para amamantar. Sin embargo, la lucha por defender una lactancia materna natural aún no ha terminado.

Nos encontramos con más ejemplos de interferencia e influencia en todo el espectro mundial como por ejemplo ocurre con la multinacional Nestlé que utiliza un particular “Certificado de cumplimiento de Códigos” para presionar a gobiernos para que prioricen sus productos, como ha ocurrido en el caso de Panamá.

 

Es importante recalcar y recordar que, en el año 2005, el Departamento de Agricultura de los EEUU propuso la famosa Pirámide Alimentaria, que más que ayudar ha conllevado un sinfín de problemas.

 

Podríamos seguir con las cifras y los datos que sostienen esta vinculación financiera con la salud, pero a continuación nos centraremos en señalar algunas líneas de acción por parte de la ciudadanía.

Hay que tener en cuenta que las fuerzas corporativas mundiales ejercen un poder mediático que influye enormemente sobre toda idea, pensamiento y acción que no esté en sintonía con las líneas establecidas, lo que hoy conocemos como Nuevo Orden Mundial y cuyo fin es el lucro.

Su principal objetivo es generar un sentimiento de impotencia generalizado a las personas que impida cualquier salida; es decir, un cambio de paradigma al actual sistema político y económico.

Actualmente, la humanidad se enfrenta a una lucha que se ejerce contra la dignidad personal y la libertad a todos los niveles de su ser. Vivimos bajo una libertad instructiva y una dictadura silenciosa.

La lucha por una vida asociada, comunitaria y solidaria requiere también del desarrollo de una conciencia sobre la situación actual, sobre los grandes problemas que nos afectan. Hoy vivimos en un combate interior entre las propuestas alienantes del mundo y nuestros deseos de libertad y solidaridad que nos impiden ver con claridad, con serenidad de espíritu los grandes desafíos que debemos afrontar, como sociedad y a nivel personal.

 

Por otro lado, ejercer el control sobre nuestra propia salud implica conocer más y mejor los factores que individuales y ambientales que le afectan desde un posicionamiento crítico, huyendo de construcciones sociales dogmáticas, que no tienen otro fin que la coerción y la manipulación social. Estamos llamados a ser cuidadores naturales de nuestra propia salud y de la de los demás.

 

Es importante recordar que nuestra salud depende en gran parte de nuestro estilo de vida: comer alimentos y no productos, sincronizar nuestros ritmos circadianos alterados por el ritmo acelerado que nos impone la modernidad, evitar el sedentarismo, relacionarnos más y mejor con la naturaleza, reducir el estrés y acrecentar actitudes más fraternas como la gratitud y el amor.

Nuestra biología, nuestros genes, requieren de una cierta homeostasis, de un equilibrio con nuestro entorno y con la creación que estén en coherencia con elementos esenciales que han sostenido a la humanidad a lo largo de la historia. Estos genes esperan que el ser humano mantenga las premisas básicas y necesarias con la que hemos evolucionado toda nuestra historia. El desarrollo de la enfermedad radica ahí: en la propia alteración de nuestros ritmos biológicos.

 

Por último, cito a dos grandes pensadores de nuestra historia,

“Si luchas con amor sales victorioso, si hay amor en tu defensa eres invencible. El cielo protege a través del amor, a quien quiere salvar” Lao Tsé.

“Donde no hay amor, pon amor y encontrarás amor” San Juan de la Cruz.

 

Manuel Martín Mirats

 

https://www.bmj.com/content/369/bmj.m1505

 

http://www.habitosdevidasaludables.com/accion3.php

 

http://www.lacelosia.com/los-multimillonarios-bill-gates-y-ted-turner-controlan-con-sus-donaciones-la-organizacion-mundial-de-la-salud/

 

https://www.westonaprice.org/health-topics/childrens-health/tricks-of-the-infant-food-industry/

https://www.westonaprice.org/book-reviews/death-by-food-pyramid-by-denise-minger/

Print Friendly, PDF & Email

You may also like

Leave a Comment

*

code