Portada » La pendiente resbaladiza: Partido político belga quiere ampliar el acceso a la eutanasia a los “cansados de vivir”

La pendiente resbaladiza: Partido político belga quiere ampliar el acceso a la eutanasia a los “cansados de vivir”

by PBC

La clave de la noticia no está solo en ser un paseo mas en la pendiente resbaladiza sino en que al convertirse en un “acto medico” deja de prevalecer los derechos de conciencia.

Según Gwendolyn Rutten, presidenta del partido liberal flamenco Open Vld, el poder legislativo debe responder a las demandas de las personas «cansadas de vivir», que quieran poner fin a sus vidas.

 

La práctica del suicidio asistido podría ser ampliada en Bélgica, según esta lógica liberal. Por lo tanto, no resulta sorprendente que Gwendolyn Rutten declarara el 29 de octubre de 2019: «Deberíamos poder poner un punto final no solo cuando sufrimos insoportablemente, sino también cuando nuestra vida está completa«.

 

Una propuesta ciertamente única en este momento dentro de la clase política belga, pero que respondería según sus promotores a una verdadera «demanda social». Según una encuesta de 2017, siete de cada diez belgas estarían a favor de ampliar el acceso a la eutanasia a las personas «cansadas de vivir». Y como ahora la demanda es la que crea la oferta…

 

«Este es un debate al que nos enfrentamos, pero antes de continuar, me parece que es necesario mejorar las condiciones de acceso a la eutanasia», agregó hábilmente Jacqueline Herremans, presidenta de la Asociación Belga para el Derecho a Morir con Dignidad (ADMD), y miembro de la Comisión Federal de Evaluación y Control de la Eutanasia. «Aunque yo apoyo esta filosofía de poder poner fin a la propia vida si uno siente que ya ha llegado a su término, creo que para los médicos esto plantea un problema real», agregó. En otras palabras, solo es una cuestión de tiempo para incorporarlo a la ley y, por lo tanto, a las costumbres.

 

Otro hecho preocupante es el creciente número de franceses que van a Bélgica para planificar su viaje final. «Es difícil proporcionar una cifra sobre los franceses, porque los expedientes son anónimos», explicó Jacqueline Herremans, y agregó que en la «ADMD, recibimos muchas solicitudes de franceses, y tengo la impresión de que cada vez aumentan más». Esta impresión, hábilmente expresada, es parte de la campaña para ampliar la eutanasia en Francia, que muchos miembros del partido mayoritario exigen abiertamente, liderados por Jean-Louis Touraine, miembro socialista masón del Gran Oriente de Francia.

 

Fernand Keuleneer es abogado en Bruselas y exmiembro de la comisión de control, y se opone al proyecto Open Vld: «La eutanasia simplemente se convertiría en un ‘derecho del paciente’ y, al mismo tiempo, en un ‘acto médico’ (…). Un hospital, una casa de retiro ya no podrían oponerse a la eutanasia, incluso si va en contra de sus principios y su identidad filosófica», lamentó. Keuleneer ve en todo esto otra consecuencia perjudicial para la profesión médica: «si la eutanasia se convierte en un procedimiento médico normal, los médicos ya no podrían invocar su cláusula de conciencia».

 

Para Carine Brochier, miembro del Instituto Europeo de Bioética, se trata de un debate sesgado, porque voluntariamente pone en segundo plano la importancia de los cuidados paliativos: «Siempre vamos más rápido y más lejos, y esto menoscaba el desarrollo de los cuidados paliativos, que toma tiempo y dinero», concluyó. Las cuestiones económicas han prevalecido sobre el cuidado de los más débiles, los enfermos y los moribundos.

 

Fuente: Le Figaro – 15/11/2019

Print Friendly, PDF & Email

You may also like

Leave a Comment

*

code