Portada » El negocio del «neocapitalismo verde»

El negocio del «neocapitalismo verde»

by PBC

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)  son «el Caballo de Troya»  para reconvertir el expolio a los países empobrecidos en un fuente de nuevos negocios «sostenibles» que ahonden la desigualdad y la explotación. Los ODS podrían suponer  casi 11 billones de euros (hasta 12 billones de dólares) hasta 2030, lo que significa que las compañías podrían generar negocios en base a ellos. No se trata de alcanzarlos para eliminar la pobreza sino de usarlos como pantalla para seguir robando.

 

Los Objetivos del Milenio (ODM, 2000-2015) ya fueron una fracaso social y político rotundo salvo para los que hicieron negocio. Los ODS (2015-2030) se plantean seguir expoliando bajo la legitimación de la ONU  (UN Global Compact o Pacto Mundial). La cumbre sobre el cambio climático COP25Madrid es la puesta en escena mediática de esta estrategia perversa.

 

Para que no sean solo las grandes empresas las que aprovechen estas oportunidades -el 66% de las empresas del Ibex 35 ya evalúan a sus proveedores bajo criterios pseudosociales y el 71% lo hace en base a criterios pseudoambientales-, la Red Española del Pacto Mundial, el Consejo General de Economistas y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) han editado la Guía para pymes ante los Objetivos de Desarrollo Sostenible para institucionalizar el expolio.

 

Para animar a las pymes a aprovechar las oportunidades que podrían generar los ODS, los editores de dicha guía han echado mano de las cifras. Según sus responsables, a pesar del importante papel que desempeñan, un 78% de las pymes españolas no conoce la Agenda 2030 o sólo lo hace de forma superficial. Así, han argumentado que el 64% de los consumidores españoles tiene en cuenta en sus compras casi siempre o a veces la  llamada sostenibilidad. Además, la Unión Europea pretende que, en el año 2030, el 32% de la energía consumida en toda la unión, sea de origen renovable, por ejemplo.

 

En este sentido, el presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, ha señalado que «la sostenibilidad debería ser una parte vertebral en las estrategias de negocio de las pymes, no solo por un compromiso ético, sino también por las oportunidades que les puede reportar, entre otras, en cuanto a reducción de costes y de la factura fiscal, mejora de la reputación y de la competitividad, acceso a nuevos mercados, o un mejor acceso a la financiación».

 

 

Entre las oportunidades que los ODS ofrecen a las pymes, la guía destaca el acceso a nuevos mercados, ya que contribuir a los ODS les permite acceder a nuevos segmentos de mercado que serán claves en el futuro, como la economía circular, los negocios inclusivos, las energías renovables o la economía ecológica. Todo un elenco de manipulación de la sociedad.

 

Además, el ahorro de costes es otra de las ventajas que podrán obtener. Según el documento, el 67% de las empresas implanta con este objetivo acciones de sostenibilidad que inciden en el ahorro energético y de agua, prácticas que pueden realizarse tanto en los procesos de fabricación como en las oficinas.

 

Por otra, también permite generar alianzas con otros actores y negocio con grandes empresas, siendo este un beneficio adicional de contribuir a la Agenda 2030. Las grandes compañías están apostando por la sostenibilidad, situándola en el núcleo de sus modelos de negocio. Es el denominado  capitalismo inclusivo

 

La relación con el sector estatal también se podrá ver beneficiada, con más facilidades para la pymes para contratar con el sector público. La Ley de Contratos del Sector Público, incluye aspectos medioambientales o sociales como criterios para la adjudicación de contratos a las empresas con la administración pública. Junto a las ventajas tangibles, la apuesta por la Agenda 2030 aporta también beneficios intangibles, como la mejora de la reputación y aumento de la confianza en la marca. Véase el  famoso caso de Inditex.

 

Dos ámbitos en los que se verán cambios y surgirán oportunidades de negocio para las pymes son la lucha contra el «cambio climático» y la «sostenibilidad». En cuanto al primero, Valentín Pich afirmó que «en este tema es mucho más lo que se dice que lo que se hace. ¿Cómo podría actuar nuestro país en este terreno de forma inmediata para que no quede todo en una mera declaración de intenciones?». Se trata de tomarnos en serio como pertenecer a los expoliadores de los empobrecidos.

 

Sin embargo, la apuesta por la Agenda 2030 es una forma de adelantarse al futuro, ya que se espera que en los próximos años se produzca un aumento de estrategias y normativas en materia de sostenibilidad. Las empresas que integren los ODS en su modelo de negocio encontrarán más fácil su adaptación a las nuevas normativas. Es decir se va a imponer desde el poder político de turno una normativa social que beneficie al neocapitalismo en nombre de la «sostenibilidad».

 

 

Profesionales por el Bien Común.

 

Print Friendly, PDF & Email

You may also like

Leave a Comment

*

code