1º de Mayo en Pandemia: Bangladesh abre las fábricas de ropa «si»o «si»

La segunda fábrica del mundo de prendas textiles no puede dejar terreno a Vietnam y otros países del entorno donde también hay explotación y esclavitud


Un 1º de Mayo como el de 2020 no se olvidará, sobre todo en las fábricas de Bangladesh. En Banglades abren cientos de fábricas sin apenas medidas de seguridad frente al coronavirus por las «presiones de la industria».

No se preocupen, las ropas vendrán lavadas  y bien desinfectadas a nuestros países, a las grandes superficies o plataformas digitales de venta y distribución.


Casi un mes después de que Bangladesh ordenara el cierre de las fábricas de ropa para evitar la propagación del coronavirus, la industria reabrió cientos de ellas a pesar del riesgo de contagio. Rubana Huq, presidenta de la Asociación de Fabricantes y Exportadores Textiles de Bangladesh (BGMEA), dijo el martes que estaba bajo presión para reabrir las factorías luego de que la pandemia le costase a la industria más de 3.000 millones de dólares en pedidos cancelados o suspendidos.

Alrededor de 600 fábricas reanudaron su actividad durante esta semana cumpliendo con los protocolos de salud, señaló Huq. Los trabajadores que viven cerca fueron los primeros en regresar a las líneas de producción, agregó.

Al menos 856 factorías reabrirán pronto, añadió Huq.

Bangladesh tiene la segunda industria textil más grande del mundo por detrás de China. Normalmente ingresa unos 35.000 millones de dólares anuales por exportaciones, sobre todo a Estados Unidos y Europa, y emplea a unos 4 millones de trabajadores, en su mayoría mujeres de zonas rurales.

Bangladesh impuso una cuarentena contra el coronavirus a finales de marzo, cuando los propietarios de las fábricas detuvieron la producción a excepción de las pocas que cosieron equipos de protección médicos. Los trabajadores abandonaron la capital, Daca, y las zonas próximas de Narayanganj y Gazipur en oleadas, para marcharse a sus aldeas de origen.

En una reunión el sábado, Salman F. Rahman, un influyente asesor de la primera ministra, Sheikh Hasina, dijo que el gobierno estaba deseoso por ver como los empresarios textiles abrían lentamente sus factorías por fases.

“Tenemos que abrir las fábricas, pero debemos garantizar la seguridad de los trabajadores”, apuntó Rahman durante la reunión a la que asistieron líderes del sector.

Por su parte, la Organización Internacional del Trabajo, pidió el martes al gobierno que evite y controle la propagación del coronavirus en los lugares de trabajo, con la ayuda y experiencia de los trabajadores y asociaciones.

La asociación Bangladesh Garment Manufacturers and Exporters Association (BGMEA) ha alertado de la grave situación que están atravesando estos empleados que no pueden trabajar por la cancelación de miles de encargos que habían hecho decenas de firmas antes de que la OMS declarara la pandemia el 11 de marzo. Cabe resaltar que las fábricas tenían permiso para continuar operativas hasta completar estas comandas, sin embargo, las compañías decidieron anularlas. En su página web, la organización actualiza cada día los datos que reflejan este panorama desolador.

La reactivación de esta industria parece llegar antes de que el país haya controlado por completo el brote de coronavirus.

Bangladesh, una nación de 160 millones de habitantes, confirmó 549 nuevos contagios el martes, para un total de 6.462. Este fue el mayor incremento diario desde que el país confirmó su primer caso el 8 de marzo, explicó Nasima Sultana, funcionaria del Departamento de Salud.

Parece que hay vidas que valen menos que otras, que existen países y poblaciones enteras destinadas a ser fábricas del mundo a coste de sus vidas. Miremos por encima de nuestro popio horizonte personal y ambiental este 1º de Mayo, donde muchos trabajadores explotados, estarán confinados 12 horas al día con las telas y con el virus.

Alberto Mangas

Profesionales por el Bien Común

Print Friendly, PDF & Email

Written by Alberto Mangas

Ingeniero. Gestor Web. Mantenimiento Industrial y Minero. Redes electricas aéreas y subterráneas. Prevencionista de Riesgos y Experto en Impacto ambiental.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*

code