Engaños alimentarios

Desde hace unos años la industria alimentaria analiza los pasos que tiene que seguir para engañar y manipular a la población.

«Una mentira, repetida suficientes veces, se convierte en realidad»

 Joseph Goebbels

Desde hace unos años la industria alimentaria analiza los pasos que tiene que seguir para engañar y manipular a la población. Estas empresas alimentarias tienen el objetivo de vender su producto con tal de lucrase.

Para que el lector pueda llegar a entender la situación en la que nos encontramos analizaremos algunos de los estudios científicos más recientes.

Vamos a ello:

Hace unos años la industria alimentaria, en este caso, la industria láctea tuvo la genial idea de crear la leche desnatada y los productos etiquetados como “light” con el fin de manipular a la población en general de que es un producto mejor: bajo en grasas y calorías; consiguiendo así que el producto fuera comprado obteniendo más beneficio.

Por otro lado, al quitar toda su grasa “láctea” la industria tuvo que añadir a la leche aditivos, edulcorantes y azúcares añadidos con el simple objetivo de darle sabor y como consecuencia de ello terminamos comiendo más, paradójicamente. (estudio) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7657914.  Así un estudio de 12.000 niños encuentran relación entre leche desnatada y obesidad, pero no así con la leche entera.

También un conjunto de revisiones de los estudios relacionados no culpan a la grasa saturada de causar obesidad. (estudio) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21999840

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23756569

Por el contrario, la leche desnatada sigue triunfando.

Recordemos que siguiendo la lógica evolutiva, cuanto más se acerquen los alimentos a lo que comían nuestros antepasados, mejor, y las vacas nunca dieron leche desnatada.

Pongamos el ejemplo de la fibra. El doctor Burkitt se trasladó a África a investigar algunas poblaciones de cazadores-recolectores en los años 70 del siglo XX e identificó que este tipo de sociedad no poseía algunas de las enfermedades de la sociedad occidental (diabetes tipo 1, enfermedades cardiovasculares, cardiopatías, obesidad, etc.). La razón era la fibra. Hay que realizar una mención especial  a que la mayoría de la fibra era obtenida gracias a la fruta y verdura.

Los responsables de marketing de las grandes corporaciones conocedoras de esta  investigación no tardaron en sacar productos con fibra, el gran problema es que los productos seguían siendo cereales refinados con la fibra añadida. Otra estafa de la industria alimentaria.

Por otro lado, hay que mencionar un estudio curioso que explica el efecto de minimizar la consumición de fibra durante dos semanas. El estudio concluye que las personas que obtuvieron mejores resultados fueron los que más redujeron la fibra, y aquellas personas que tacharon de su lista la fibra, mejoraron aún más. Interesante. (estudio) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3435786/

Por último, hay que destacar el análisis de Marcos Vázquez en su libro Fitness Revolucionario:

“Si me dieran una moneda por cada anuncio de alguna víctima de estreñimiento cuya vida ha mejorado comiendo All-Bran, sería billonario. Este gran esfuerzo propagandístico ha hecho que mucha gente con problemas para ir al baño intente resolverlo con más fibra, haciendo el problema mayor”.

Tenemos que tener claro que la industria seguirá creando productos añadiéndole cualquier aditivo supuestamente beneficioso con la finalidad de hacernos creer que es saludable. No nos dejemos engañar.

Estos ejemplos mencionados son algunos de muchos de los engaños alimentarios a los que estamos siendo sometidos en la sociedad actual.

En definitiva, debemos de concienciarnos de los engaños de la industria porque consumiendo sus productos estamos siendo partícipes y colaboradores del lucro a costa de nuestra salud.

Manu Martín Miras

Técnico Superior de Actividades Físico Deportivas
Estudiante de CC. del Deporte.

 

https://www.fitnessrevolucionario.com/2015/09/19/leche-riesgos-cual-tomar-cuanto-y-cuando/

https://jamanetwork.com/journals/jamapediatrics/fullarticle/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7657914

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21999840

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23756569

https://elpais.com/elpais/2018/09/11/ciencia/1536696330_576582.html

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3435786/

Written by PBC

Profesionales por el Bien Común-Blog


Suscríbete a nuestro boletín de noticias por mail