Biopolítica: La nueva esclavitud sexual de los jóvenes. La adiccion digital a la pornografía.

                Una de las consecuencias más dramáticas y más silenciadas políticamente  de la actual revolución biotecnológica es la aparición de nuevas adicciones relacionadas con las tecnologías digitales. La adicción al juego y la adicción a la pornografía son sin duda los dos flagelos con los que se está esclavizando a gran parte de la sociedad, especialmente a los más débiles. La promoción digital de estas adicciones desde el neocapitalismo global tiene unos efectos sociales devastadadores fundamentalmente porla destrucción de la familia y sobre todo porque   promueve un tipo de persona incapacitada políticamente para el Bien Común y por tanto muy vulnerable a todo tipo de manipulación, explotación y dominio.

Cada 16 de abril se celebra el Día Internacional el contra la Esclavitud Infantil en memoria de Iqbal Masih, un niño cristiano, esclavo paquistaní que fue asesinado en 1995 por luchar contra la esclavitud de los niños. Si hoy viviera sin duda se percataría de la esclavitud de millones de niños y jóvenes, pobres y ricos, del norte y del sur, chicos y chicas,  que enganchados al móvil, a la videoconsola o  al ordenador son testigos ocultos, victimas,  de la esclavitud sexual de la pornografía y la prostitución. La violación de la sexualidad y por tanto de la conciencia de millones de seres humanos -niños, jóvenes y adultos- es hoy uno de los negocios más lucrativos del mundo y sobre todo es una de las formas más eficaces de control biopolítico.

  La adicción a la pornografía es una arma de destrucción masiva que no se quiere combatir

La adicción a la pornografía es una arma de destrucción masiva que no se quiere combatir. Se sabe que  es una de la fuentes principales de esclavitud y explotación. La trata de personas para este fin es un negocio global porque se está alimentando permanentemente al generarseuna demanda artificial desde los poderes mediáticos del neocapitalismo.La manipulación de la sexualidad desde edades cada vez más tempranas a través de la ideología de género  junto con la proliferación descontrolada de las nuevas tecnologías digitales sumerge a millones de jóvenes en un auténtico infierno de adicción, violencia y exhibicionismo que  destruye su autoconfianza como personas y por tanto como futuros profesionales, padres y madres, en definitiva como ciudadanos responsables y protagonistas de su vida personal y colectiva.

Según el Instituto Nacional de Estadística en España el 50% de los niños con 11 años dispone de móvil, es decir, de un accesofácil, barato, directo, personalizado e individualizado a cualquier tipo de contenido.Por otro lado,  14% de los jóvenes entre 11 y 17 años son adictos al sexo. Una práctica muy extendida actualmente es el sexting o sexteo.  El sexting, el envío explícito de contenido sexual es una epidemia entre los jóvenes y niños. El 15% de los jóvenes envía este tipo de contenidos y el 25% lo recibe. Unos 300.000 niños y jóvenes en España se dedican a hacer sextingpasivo y activo. El primero significa que solo reciben y el segundo  que se desnudan delante de una cámara y difunden su imagen. Normalmente el sexting viene acompañado, del abuso, la venganza, el chantaje emocional,  sexual o económico.

Profesionales por el Bien Común no vamos a permanecer pasivos ante esta planificada y salvaje agresión a la conciencia especialmente de los jóvenes. Educadores, profesionales sanitarios, etc.  estamos directamente comprometidos.

 

Carlos Llarandi Arroyo

Profesionales por el Bien Común

Written by Carlos Llarandi

Carlos Llarandi Arroyo. Químico. Profesor de Ciencias. Greenwich School.Madrid. Análisis de Sistemas Dinámicos.Nabucco Center.Spin-Off Universidad de Sevilla. Máster Ciencias Matrimonio y Familia y Máster en Doctrina Social de la Iglesia. Madrid. Science & faith. Barcelona. @carlosllarandi