¿Un mundo sin trabajo? ¿Un mundo más desigual?

Dialogando sobre los efectos de la globalización

…Este profesor de Economía política de Oxford (Tony Atkinson), fallecido en enero de 2017, realizó durante muchos años meticulosos estudios sobre la desigualdad, su investigación se basaba en la renta y la pobreza y fue candidato al premio Nobel en 2012.
Respecto a la cuestión sobre en qué punto estamos, dentro del contexto de la globalización, Tony Atkinson tenía una visión relativamente optimista:

“Estamos viviendo un proceso convergente entre las diferentes naciones, en los últimos años, millones de personas han salido de la miseria en China, India, Brasil y otros países, y cada vez existen menos desigualdades económicas entre ellas; sin embargo, a la vez estamos en una situación terriblemente divergente entre las personas de cada nación, los ricos son cada día más ricos, y los pobres, cada día más pobres”

Para poder sintetizar todos estos fenómenos, el gráfico más utilizado es el diagrama en forma de elefante del economista, ex jefe de los economistas del Banco Mundial, Branko Milanovic.
El gráfico muestra la evolución de los ingresos reales entre 1988 y 2008 a través de los percentiles globales de la renta.

El dividió la población mundial en 100 grupos de-pendiendo de su renta, y analizó cómo evolucionaron sus ingresos en estos treinta años.

El mismo profesor Milanovic explica que en este gráfico se pueden apreciar claramente algunos hechos: en las últimas dos décadas de la globalización los muy ricos han aumentado notablemente sus rentas (un 60%).
Otra vencedora clara en este mismo período ha sido la clase media de las economías emergentes, particularmente la china (200 millones de personas), la india (90 millones), y la de Indonesia y Brasil (30 millones).

En cambio, el gráfico nos indica que la clase trabajadora, e incluso la clase media de los países desarrollados, han sido los claros perdedores del fenómeno de la globalización.

En cambio, el gráfico nos indica que la clase trabajadora, e incluso la clase media de los países desarrollados, han sido los claros perdedores del fenómeno de la globalización.

Pero lo más triste es que los verdaderos perdedores son los más pobres (sobre todo campesinos africanos), que no han mejorado su situación en los últimos veinte años.
Este estudio, aunque no está libre de críticas (la de-cadencia de la clase media occidental coincide también con la decadencia de la clase media de los países del área socialista, efecto que no se puede aplicar directamente a la globalización, y la curva no considera el incremento demográfico de los países en vías de desarrollo), es seguramente un instrumento válido para un análisis histórico de la economía mundial.
Evidentemente, es una lástima que los datos del profesor Milanovic se acaben en 2008, justo cuando la crisis financiera comenzada con la bancarrota de Lemans & Brothers nos llevó a una nueva situación global y de incierta evolución.

Frente a este debate sobre las causas de la desiguald, el profesor Bauman responde:

¿Por qué ha disminuido la desigualdad entre los países?
Probablemente, el mismo empuje del capitalismo para encontrar nuevos lugares donde producir con menos costes y, por otro lado, el interés en abrir más mercados capaces de absorber más cantidades de productos han creado una enorme desestructuración mundial del trabajo.
Si la mano de obra es demasiado cara en España, no hay razón alguna para no ir a África, ¿por qué no?
Diferentes partes del globo están afectadas por la globalización pero de distintas maneras. Hay muchos países en los que la población local está encantada de hacer el mismo trabajo por una décima parte del salario de un trabajador alemán, francés o sueco, ¿por qué no? Es natural.
Y por eso la industria se está trasladando fuera de Europa.
Estamos perdiendo la industria, se ha trasladado a otra parte.

Pero si bien es cierto que la globalización ha sido la causa principal de la disminución de las diferencias económicas entre los países, el discurso es más complejo a la hora de analizar las causas que están provocando el desempleo, la precariedad del trabajo y, en consecuencia, la enorme desigualdad en casi todo el mundo. ¿Son efectos de la globalización o existe alguna otra razón?…

Written by PBC

Profesionales por el Bien Común-Blog


Suscríbete a nuestro boletín de noticias por mail