Arraigados a lo humano. Derribando los mitos sobre la IA.

Estamos arraigados en aquella relación profunda y personal que tenemos con aquello que nos es dado (con el "otro")
0
954
PBC -comparte

Hay que desmontar los mitos sobre la Inteligencia Artificial, mitos que generan miedos y minusvaloran lo humano.

Cuidado con las metáforas.

La misma palabra “inteligencia” cuando se habla de inteligencia artificial, denota una suposición y una orientación muy peligrosa de partida.

Cuando se dice, por ejemplo, que la inteligencia artificial utiliza neuronas artificiales para aprender. Las metáforas ayudan a comunicar realidades técnicas complejas, pero pueden confundir si se toman al pie de la letra. En 2022 cualquier noticia en prensa no especializada sobre inteligencia artificial equivalía a redes neuronales (una metáfora de su funcionamiento real).

La realidad es que al hablar de IA hacemos referencia a una combinación de funciones matemáticas simples, vagamente inspiradas en el comportamiento eléctrico de una neurona que allá por los años 50 su inventor llamó “perceptrones”. Cuando leemos “una IA hace esto” en realidad debería decir que ‘la multitud de conexiones de un array de comparadores afines con funciones de activación predefinidas se ha configurado mediante descenso de gradiente para minimizar la función global de error’. Esto no hay quien lo entienda, es mucho más atractivo decir que ha “aprendido”. En cuanto a la profundidad del aprendizaje, no tiene que ver con la capacidad de filosofar de la máquina, sencillamente esa aplicación tiene múltiples comparadores conectados en cadena.

Consecuencias actuales de esta percepción de la relación IA/humanos.

Una consecuencia de este desarrollo es ChatGPT. Ahora mismo, ChatGPT nos mantiene en un mundo digital desconectados de la realidad. Con respuestas para todo, sin saber si se equivoca en muchas de ellas, pero incapaz de tomar decisiones como el asno de Buridán. Este exceso de dependencia nos hace perder la capacidad de enfrentar los problemas de la vida real con juicio propio y, lo que es más importante, con el consejo de los demás, de la comunidad.

Estamos atrapados en la burbuja de la información con contenido que se ajusta a nuestras preferencias, perpetuando la polarización y la falta de diálogo. La máquina no tiene cuerpo, no tiene sentimientos, emociones, no se guía por el corazón ni por las hormonas…

El hombre es importante en el proceso y método de aprendizaje, siendo este progresivo.

Cuando somos niños tropezamos y aprendemos. La confianza que se establece una relación paternal va más allá de la mera transmisión de conocimientos. El aprendizaje implica el apoyo emocional, el estímulo y la orientación para encontrar el sentido abrir el corazón. Comprender para superar obstáculos y alcanzar metas. Un padre brinda inspiración, motivación y un ejemplo a seguir. Por lo que la IA no es humana, es una máquina, no discierne…

Noam Chomsky sostiene que el pensamiento y la conciencia van antes del lenguaje y el razonamiento

En el camino del descubrimiento del significado, Noam Chomsky sostiene que el pensamiento y la conciencia van antes del lenguaje y el razonamiento. La comprensión y el significado trasciende las capacidades puramente cognitivas. Estamos arraigados en aquella relación profunda y personal que tenemos con aquello que nos es dado, con aquello que manifiesta lo más profundo de nuestro ser.

La inteligencia artificial no nos puede reemplazar y esta es la base para afrontar los miedos que nos inducen y hay que combatir.

Miedos que se resumen en 3 puntos…

  1. En el mundo laboral/trabajo: La pérdida del trabajo y su sentido.
  2. Manipulación social/política: Ser víctimas de la manipulación y del control.
  3. Ser utilizados como carne “sensorizada” La reducción de lo humano a simples estímulos.

 

[avatar user=”PBC” /]

Síntesis elaborada por PBC – Tecnología. Fuentes usadas en el artículo: La Vanguardia y u-tad.com

Print Friendly, PDF & Email

Leave a reply

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.