Transhumanismo como ideología de poder

Ante esta visión antropológica que pretende alterar sustancialmente la naturaleza humana mediante las tecnologías disruptivas, creemos necesario reivindicar firmemente el respeto a la persona en su dignidad, libertad, singularidad, exclusividad y diversidad.

Alguien ha afirmado, creemos que acertadamente, que si “tu dios es el dinero, el transhumanismo es tu religion”. Grandes centros del poder económico y político actual representados fundamentalmente por las grandes empresas digitales ( Facebook, Google,…) están invirtiendo grandes sumas de dinero en promocionar el transhumanismo. Es muy importante que los Profesionales por el Bien Común estemos actualizados en nuestro análisis de la realidad y para ello nos ha parecido interesante compartir una parte de la amplia  reflexión de Albert Cortina sobre ello.

Entre las corrientes de pensamiento que actualmente están reflexionando sobre los desafíos de las tecnologías exponenciales o disruptivas y que resultan más influyentes en los ambientes que se preguntan por el futuro de la humanidad, se encuentra el transhumanismo, ideología que el filósofo Nick Bostrom ha definido como “un movimiento cultural, intelectual y científico  que afirma  el deber moral de mejorar las capacidades físicas y cognitivas de la especie humana, y aplicar al hombre las nuevas tecnologías, a fin de que se puedan eliminar los aspectos no deseados y no necesarios de la condición humana: el padecimiento, la enfermedad, el envejecimiento e, incluso, la condición mortal”

     Para esta corriente ideológica, el transhumano y el futuro posthumano mejorarán e incluso sustituirán al ser humano actual, una vez eliminadas sus discapacidades, superadas sus limitaciones biológicas, y ampliadas todas sus capacidades de forma artificial o sintética. De este modo, un transhumano sería un ser humano en transformación, con algunas capacidades físicas y psíquicas superiores a las de un humano normal debido a la aplicación de “mejoras” tecnológicas y genéticas. Por otro lado, un posthumano podría ser un organismo tecnológico o un ser cuyas capacidades excediesen de forma excepcional al ser humano actual por lo que no se plantearía ambiguedad entre humano y posthumano.

     Mediante este proceso evolutivo inducido por las tecnologías emergentes, los seguidores de esta ideología creen que el transhumano y el posthumano alcanzarán una superinteligencia, una superlongevidad y un superbienestar desconocidos por la humanidad hasta el día de hoy. Así pues, los transhumanistas afirman que en ese momento ya cercano de nuestra historia  se producirá la singularidad tecnológica, también llamada Singularidad, y que nuestra especie evolucionará artificialmente hasta convertirse en  algo diferente de lo que ha sido hasta ahora.

 Ante esta visión antropológica que pretende alterar sustancialmente la naturaleza humana mediante las tecnologías disruptivas, creemos necesario reivindicar firmemente el respeto a la persona en su dignidad, libertad, singularidad, exclusividad y diversidad.

     Ante esta visión antropológica que pretende alterar sustancialmente la naturaleza humana mediante las tecnologías disruptivas, creemos necesario reivindicar firmemente el respeto a la persona en su dignidad, libertad, singularidad, exclusividad y diversidad. Para ello la persona debe estar en el centro de todas las decisiones que le conciernen, como auténtica protagonista de su vida. En este sentido, la ciencia y la tecnología al servicio del ser humano deben avanzar conjuntamente para atender a sus necesidades especiales, sobre todo cuando la persona se encuentra en una situación de discapacidad, vulnerabilidad o dependencia. Creemos que este debe ser el criterio básico para discernir sobre la bondad o no del desarrollo y aplicación de determinadas biotecnologías emergentes en personas con diversidad funcional.

Albert Cortina. Abogado, urbanista.

Diversidad funcional, capacidades aumentadas  biotecnológicamente.

Singulares.Ética de las tecnologías emergentes en personas con diversidad funcional. 53-54.

Ed. EIUNSA

Written by PBC

Profesionales por el Bien Común-Blog