La manipulación política de los migrantes empobrecidos. Entre el marketing y George Soros

Asistimos a una campaña de marketing político, dentro de un drama provocado por el robo a los pobres de la tierra

Los inmigrantes empobrecidos, especialmente los subsaharianos, son considerados de hecho “infrahombres”, sometidos al poder “soberano y arbitario” de Europa. Unos son rescatados y su tragedia convertida en espectáculo. Otros son ignorados y silenciados y son carne de cañón del mar, del desierto o de las mafias.

En el año 2018  cualquier persona medianamente informada sabe que los países empobrecidos suponen más del 85% de la población del planeta. Y son “empobrecidos” y no “pobres” porque son expoliados (robo con violencia)  para aprovecharse de sus riquezas naturales, incluida también su población.

Las empresas, los gobiernos de los países enriquecidos junto con los organismos internacionales y supranacionales  han constituido un sistema económico global que sustrae  automáticamente cientos de miles de millones de dólares al año de estos países provocando miseria, hambre, explotación y guerras. Esta radical injusticia global que se ha venido desarrollando de diferentes formas desde la Segunda Guerra Mundial es la responsable de que millones de seres humanos se vean expulsados de sus tierras buscando una vida digna en Europa. Se estima que en los últimos cuatro o cinco años han muerto, intentando llegar a Europa, más de 30.000 inmigrantes. Ante esto ni los liberales, ni los conservadores, ni los socialdemócratas, ni los polulistas de “izquierda” o “derecha” han hecho nada.

La Unión Europea es una de las estructuras institucionales responsables de esta injusticia

La Unión Europea es una de las estructuras institucionales responsables de esta injusticia. Nuestro nivel de vida consumista se levanta sobre la tumba de estos inocentes empobrecidos.  Por ejemplo, por cada kilogramo de coltan que se extrae de las minas del centro de África le cuesta la vida a dos niños esclavos. Y para ello se organizan guerras, se montan grupos paramilitares, se corrompe a los gobiernos y funcionarios de estos países, etc.

Por otro lado asistimos a una enorme contradicción. Al mismo tiempo que se  expolia a los empobrecidos provocando su emigración hacia el “paraíso europeo” pretendemos que no lleguen y crucen nuestras fronteras, sabiendo que todos los estudios demográficos reconocen que el envejecimiento de la población europea exige para el año 2050 la incorporación de 50 millones de inmigrantes como mano de obra joven y barata si se quiere mantener el nivel de vida actual. Esto es una  muestra del evidente cinismo de toda la clase política.

Además todo ello está generando el crecimiento desbordante del nacionalismo y la xenofobia

Además todo ello está generando el crecimiento desbordante del nacionalismo y la xenofobia, especialmente entre los sectores de población europeos más humildes que ven en los inmigrantes empobrecidos unos competidores directos por los trabajos más precarizados. De esta forma se consigue un efecto perverso y es que la población europea  sea cada vez más insolidaria con los empobrecidos de África siendo cómplice creciente de una de las mayores injusticias y genocidios de la historia.

El gobierno español del PSOE ha convertido este drama humano en un escaparate  de marketing y propaganda proyectando de nuevo una imagen falsa de progresismo y solidaridad porque al mismo tiempo que convertía en un show la recepción del barco Aquarius sigue manteniendo y defendiendo la indecente política inmigratoria de la UE. La valla de Melilla con sus concertinas que desgarran la carne; la estructura militar  del Frontex; los centros de internamiento para extranjeros en España…

No se puede silenciar tampoco, por ejemplo, que a día de hoy Libia ( y otros)  es un gran campo de concentración financiado por la UE donde decenas de miles de inmigrantes empobrecidos subsaharianos son capturados, subastados y vendidos como esclavos. Pero además ahora se está pensando en convertir ciertos estados europeos, no solo africanos, como Albania en campos de concentración para inmigrantes.

                No nos cabe duda de que esta época de Europa pasará a los libros de historia como pasaron ya los campos de concentración nazis y comunistas.

Y mientras tanto el presidente de Gobierno «socialista y progresista» recibe en secreto en la Moncloa a uno de los mayores especuladores y conspiradores neocapitalistas del Mundo, el sr. George Soros. ¿Por qué se oculta este encuentro? ¿Qué plan tiene la Open University de Soros para España? ¿Más especulación, más eutanasia, más aborto,…?

Desde Profesionales por el Bien Común exigimos justicia y respeto para los inmigrantes empobrecidos y que no nos tomen el pelo con juegos de marketing a costa de la sangre de los pobres mientras se está negociando con uno de los mayores representantes neocapitalistas globales que más daño ha hecho y está haciendo a la humanidad.

Carlos Llarandi Arroyo

Profesionales por el Bien Común

Written by Carlos Llarandi

Carlos Llarandi Arroyo. Químico. Profesor de Ciencias. Greenwich School.Madrid. Análisis de Sistemas Dinámicos.Nabucco Center.Spin-Off Universidad de Sevilla. Máster Ciencias Matrimonio y Familia (pte tesina) y Máster en Doctrina Social de la Iglesia. Madrid. Science & faith. Barcelona. @carlosllarandi


Que se puede pasar Bachiller con una suspensa; esto es mediocridad para los pobres y excelencia para los ricos

Suscríbete a nuestro boletín de noticias por mail