Informe demoledor: Los niños ven pornografía por internet a los 8 años

El destrozo sobre las personas que genera este negocio provoca violencia, prostituye las relaciones y la psicología

El primer acceso a contenidos pornográficos de los jóvenes españoles en internet se anticipa ya a la etapa infantil, con edades tan tempranas como los ocho años.

 

Así lo demuestra la investigación titulada Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales, presentada este lunes por la Universitat de les Illes Balears y la red Jóvenes e Inclusión en Madrid.

Este estudio, coordinado por  el pedagogo Lluís Ballester y la catedrádica Carmen Orte del Grupo GIFES de la UIB recoge entrevistas a casi 2.500 jóvenes de entre 16 y 29 años, de siete comunidades y trata de contrastar por primera vez las hipótesis sobre juventud y pornografía publicadas en los últimos diez años.

 

Los varones, los primeros en iniciarse en la pornografía

Los resultados del estudio constatan que la edad media de inicio en el consumo de pornografía son los 14 años entre los adolescentes hombres, los 16 en el caso de las mujeres y los 15 para otras identidades.

Sin embargo, al menos uno de cada cuatro varones se ha iniciado antes de los 13 y la edad más temprana se anticipa ya a los 8 años. Carmen Orte en declaraciones recogidas por Efe en la presentación, ha explicado que se debe “simplemente” a que “los menores tienen un móvil, en el que, aunque no busquen la pornografía, se la encuentran”.

 

La investigación verifica también que los hombres son los grandes consumidores de pornografía: el 87% dicen que la han visto alguna vez y casi un 30% se consideran un poco adictos o posiblemente adictos.

Esto desencadena que su impacto sea mayor entre la población masculina, tanto por los efectos buscados (sobre todo la masturbación) como por las consecuencias negativas sobre las relaciones interpersonales y de pareja. 

 

Las características de la “nueva pornografía”

 

El estudio pone el foco en la “nueva pornografía” caracterizada por una fácil accesibilidad a través de internet, un precio asequible (gratuita en su mayoría), la ausencia de límites en cuanto a las prácticas sexuales, en ocasiones incluso ilegales, y por su naturaleza anónima.

 

Según informa Efe, el pedagogo Lluís Ballester ha explicado durante la presentación que, en ocasiones, los vídeos de este tipo de pornografía albergan prácticas como “violencia abierta con estrangulamientos o fuertes golpes”. Ballester ha considerado que esto normaliza dichas prácticas en los jóvenes y les incita a pedírselas a su pareja o a acudir a la prostitución para realizarlas.

 

El consumo de este tipo de pornografía, no ha dejado de aumentar en los últimos años. Según Pornhub -el único de los grandes portales de acceso gratuito que publica informes de actividad, se registran tres millones de visitas por hora y mueve cada día ocho veces más volumen de datos que Facebook.

 

Aumenta el consumo de pornografía vejatorio y violento contra las mujeres

 

Además de esto, preocupa especialmente la visualización de contenido vejatorio y violento contra las mujeres en dichos portales. En declaraciones recogidas por Efe, la investigadora Carmen Orte ha afirmado que el vídeo porno más visto en la actualidad en internet escenifica “una violación en grupo muy violenta”, lo que coincidiría con el aumento de casos como el de La Manada.

 

En este sentido, Ballester ha hecho hincapié en la “cosificación de la mujer” en la pornografía ya que “se silencia el deseo femenino y todo empieza y acaba con la erección masculina”.

 

El 50% de jóvenes reconoce haber realizado prácticas sexuales de riesgo

 

Un 50% de jóvenes reconoce haber incrementado estas prácticas después de consumir pornografía.

 

La nueva pornografía también distorsiona la imagen que mujeres y hombres jóvenes tienen de su mismo sexo y del opuesto.

Una de cada cuatro personas encuestadas reconoce que ha cambiado su percepción de los hombres y de las mujeres. Pero además es generadora de una escalada de conductas, pasando del consumo de imágenes a otras prácticas vinculadas a la prostitución.

 

Un 46,7% de hombres ha recibido anuncios de ofertas sexuales y un 4,5% dicen haber tenido encuentros o estar dispuestos a pagar por ello. Así, al menos 300.000 hombres entre 16 y 29 años ya han tenido contactos sexuales por medio de anuncios en webs de pornografía. Casi una cuarta parte no contestan, por lo que estas conductas podrían estar más extendidas.

 

Fuente RTVE

 

Recomendamos esta noticia de Solidaridad.net

Print Friendly, PDF & Email

Written by PBC

Profesionales por el Bien Común-Blog


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*

code