Confiar en los demás, aumenta la salud pública

La confianza sostiene unas fuertes relaciones sociales y tiene consecuencias

Las personas que confían en los demás viven más tiempo que las personas desconfiadas, ha descubierto una investigación de la Universidad de Lund y de la Universidad de Estocolmo, ambas de Suecia. En una sociedad que vive en este siglo una pandemia de soledad, la “buena vida” basada en un individualismo atroz, degrada la situación de las personas.

La diferencia de tiempo de vida entre uno y otro grupo de personas puede llegar hasta los 10 meses más de vida, según los resultados de esta investigación, publicada en el Journal of Epidemiology and Community Health.

El estudio se basa en el material de datos de la Encuesta Social General de los Estados Unidos (GSS), que recopila información y mantiene un registro histórico de las preocupaciones, experiencias, actitudes y prácticas de los residentes en Estados Unidos.

Estos datos permitieron a los investigadores evaluar las actitudes, los niveles de confianza y las condiciones socioeconómicas de los estadounidenses. Luego relacionaron estos datos con la base de datos nacional de mortalidad (NDI).

De esta forma, pudieron estimar si la confianza en los otros percibida en las encuestas del GSS estaba relacionada con riesgo de muerte ofrecido por los datos de la NDI. La muestra analizada del estudio incluyó 25.270 encuestados entre 1978 y 2010 y proporciona el número de muertes registrado en 2014.

Los resultados están en línea con investigaciones anteriores que establecieron la confianza como la base de las relaciones sociales. Según determinó este nuevo estudio, las personas que confían en los demás son más capaces de movilizar el apoyo social en momentos difíciles, por lo que aumentan las probabilidades de desenlaces fatídicos de las crisis.

Ese apoyo social lo obtienen de los contactos que han generado y mantenido gracias a la confianza, así como de las amplias relaciones que estas personas son capaces de desarrollar merced a esa actitud positiva hacia los demás.

La confianza, elemento de salud pública

Los investigadores señalan además que la confianza reduce las posibilidades de conflicto entre las personas y disminuye el estrés en las relaciones sociales, fuente de problemas de salud y de una reducción de la expectativa de vida.

Los autores advierten que en las últimas décadas los niveles de confianza entre personas ha disminuido en Estados Unidos, lo que teniendo en cuenta su relevancia para conseguir unas relaciones sociales estables y dinámicas, puede plantear una preocupación de salud pública.

Aunque la confianza se ha descrito en el pasado como el vínculo básico que mantiene unidas a las sociedades, este estudio pone de manifiesto que, además, la confianza es lo que realmente mantiene vivas a las sociedades.

Vemos cómo la salud pública se ve positivamente afectada por las relaciones de confianza entre las personas. Cuando pasamos de unas reglas dictadas por el mercado o el estado, a unas reglas que surgen de la comunidad que se apoya solidariamente entre si, todo cambia. Promocionemos estas dinámicas, si realmente queremos el bien común de la sociedad de las soledades.

Fuente

Written by Alberto Mangas

Ingeniero. Gestor Web. Mantenimiento Industrial y Minero. Redes electricas aéreas y subterráneas. Prevencionista de Riesgos y Experto en Impacto ambiental.