Biopolítica 4.0: De la gestión a la transformación y producción de la vida

La actual  revolución tecnológica está modificando elementos estructurales (política, economía, cultura) de la condición humana. Hay quien afirma que no solo están cambiando las condiciones de la existencia humana sino que está siendo transformada la propia naturaleza del hombre apareciendo con fuerza conceptos como singularidad,  transhumanismo o  posthumanismo entre otros.

La biopolítica es una perspectiva de lo político que pone en el centro la gestión de la vida humana. Sin embargo, nunca hay que olvidar que, en cualquier etapa o fase histórica, la gestión de la vida conlleva necesariamente también la gestión de la muerte. Por ejemplo, el consumismo de los países enriquecidos (10%) no sería posible sin la miseria de los países empobrecidos (90%).

Con la Modernidad (siglos XV-XVIII)  se inicia la superación de una concepción del poder político (antiguo y medieval) donde este se definía fundamentalmente  por su capacidad de determinar la muerte de los súbditos.

CRISPR-EMBRIONES

Del siglo XVIII al primer tercio del siglo XX, la biopolítica asume fundamentalmente  el “disciplinamiento” de los cuerpos y de las poblaciones para que se adapten  a los dinamismos del capitalismo industrial y del estado nacional. La formación de una clase productiva, disciplinada y mecanizada;  la constitución de ejércitos y burocracias nacionales permanentes, etc. exigieron espacios de disciplinamiento (fabricas, escuelas, hospitales, seguridad social). El paradigma científico en esta fase es la física mecanicista y determinista.

En los albores  del siglo XX aparece una visión organicista del estado que considera a este como un  sistema  biológico  -más que mecánico- que debe sanearse, mantenerse en forma y ser protegido de los elementos patógenos que pudieran dañarlo. El cenit de esta concepción fue el régimen nazi pero sus presupuestos no fueron ajenos, ni antes ni después, a las democracias liberales, tanto en Europa como en EEUU, donde criterios de control poblacional cualitativos (eugenesia) y cuantitativos  siempre han estado presentes.

Después de la II Guerra Mundial (1939-1945)  , tras el “experimento” nazi y con el desarrollo de las llamadas “tecnologías del Yo”,  la biopolítica integró no solo el disciplinamiento y control de cuerpos individuales y poblaciones sino que incorporó la dimensión psicológica individual y de masas (psicopolítica). El neocapitalismo de finales del siglo XX diseñó un tipo de biopoder más sutil para controlar la vida. Sin renunciar nunca a lo anterior cuando hiciera falta (violencia, disciplinamiento), se incorporaron nuevas estrategias, basadas en la información, que, sobre todo, tendían a moldear inclusivamente el deseo y la libertad  de los individuos. Había que producir una subjetividad  concordante con los valores del neocapitalismo.

En la actualidad se está produciendo, gracias a la ciencia y tecnología digital, una auténtica revolución biopolítica de la que es muy difícil prever su alcance.

En la actualidad se está produciendo, gracias a la ciencia y tecnología digital, una auténtica revolución biopolítica; de la que es muy difícil prever su alcance. Ya no se trata tanto de gestionar ( disciplinar, moldear, inducir) la vida y en especial la vida humana (biológica y psicológica) con mayor o menor sutileza, que también (el biopoder nunca renuncia a lo anterior sino que lo integra y lo supera). La revolución biopolítica actual consiste fundamentalmente en la creencia de que la vida humana y su naturaleza puede ser  transformada en su esencia de tal forma que  es  posible construir un “nuevo ser humano” desde lo más íntimo de su estructura psico-biológica y ello con un nivel de especifificación individual y de extensión social sin precedentes. La misma tecnología que interviene en la “colonización” de la naturaleza  humana hace posible el big-data planetario y la desregulación hipercapitalista.

 

Carlos Llarandi.

Profesionales por el Bien Común.

Written by Carlos Llarandi

Carlos Llarandi Arroyo. Químico. Profesor de Ciencias. Greenwich School.Madrid. Análisis de Sistemas Dinámicos.Nabucco Center.Spin-Off Universidad de Sevilla. Máster Ciencias Matrimonio y Familia (pte tesina) y Máster en Doctrina Social de la Iglesia. Madrid. Science & faith. Barcelona. @carlosllarandi


Suscríbete a nuestro boletín de noticias por mail